fbpx

Participar en la FILBO fue un privilegio. Estar en un lugar donde las letras son las verdaderas protagonistas es todo un deleite. Allí tuvimos la oportunidad de atender medios de comunicación y dar a conocer la historia de la CELDA 212, una historia que cada día sigue impactando más y más vidas.