Se acabó el queso. Abrí la nevera y vi la coquita roja vacía.  El día que fui a mercar ya no había. Pedir un domicilio o ir a la tienda… ambos son riesgosos. —¡Miércoles!— Nunca creí que algo así llegaría a preocuparme. El  día que fui a mercar me sentí...

leer más